Lobos BUAP está dando la gran sorpresa, en las últimas seis jornadas de la Liga MX, los licántropos no han perdido ni un solo partido. Su estilo de juego ha ido mejorando, y aunque se ubican en el lugar 16 con 13 puntos se nota que Francisco Palencia ya encontró la fórmula para no caer tan dramáticamente.

Los poblanos no quieren pagar otra vez millones de pesos por su estadía en primera división, y es por eso que quieren eliminar esa idea, de que si juegas contra Lobos automáticamente ganas.

Continuidad en la dirección técnica

Francisco Palencia es el que lleva las riendas de este equipo, cuenta con grandes jugadores pero no se entendían en el campo de juego, la defensa era una de sus grandes debilidades y su falta de gol era un calvario.

Palencia tenía las horas contadas con el equipo, pero el pidió tiempo y paciencia, cosa que se agotaba en la directiva y en la afición, los resultados eran desastrosos, los refuerzos no daban una y los problemas extra cancha daban más de que hablar.

Los altos mandos de la BUAP le dieron el voto de confianza a Paco Palencia, y el tiempo que pedía se convirtió en su mejor aliado, por fin le dió un estilo de juego y encontró apoyo en Toño Rodríguez y Leonardo Ramos. Tiene una tarea muy difícil que es alejarse del descenso, por ahora su vecino Veracruz es el último lugar de la porcentual, pero lo que menos debe de tener es exceso de confianza, quedan tres jornadas y conociendo el futbol mexicano cualquier cosa puede pasar.

El delantero del momento

Después de la salida de jugadores como: Julián Quiñones, Pedro Aquino y Luis Advincula, Lobos perdió mucho poder ofensivo y esto le trajo muchos problemas para poder marcar goles. En su primera temporada en primera división sorprendieron a todos por su gran cantidad de goles que marcaban, pero esto se acabó poco a poco.

Este torneo trajeron dos delanteros, de los cuales la afición le tenía fe a uno, se trata del turco-inglés Colin Kâzim-Richards y para ser sinceros no ha mostrado nada en la liga mexicana, le gusta pasearse por la cancha.

Del que menos se esperaba es el que está dando la cara por el equipo, se está convirtiendo en un goleador nato, el argentino Leonardo Ramos ha marcado gol en seis partidos seguidos y poco a poco se está volviendo en un ídolo en el cuadro poblano. La afición desesperada reza para que no se marche a un equipo de mayor jerarquía.

Conclusión

Lobos BUAP tiene plantel para cosas buenas, a lo mejor no para disputar una liguilla, pero si para evadir el descenso, cuenta con jugadores de gran calidad, pero que aún les falta por desenvolverse más en la cancha, la mayoría de ellos son prestados y eso influye muchísimo en la calidad de juego. Palencia es un DT de la nueva camada que puede aportar grandes ideas y no solo a Lobos, también al futbol mexicano.

Si la BUAP sigue con esa gran actitud en el campo, puede lograr grandes cosas y dejar el tema del descenso a un lado, y así poder pelearle de tu a tu a su rival incómodo, el Club Puebla.