(Photo by Hector Vivas/Getty Images)

Gran platillo en el peor momento posible. América visitará el estadio de Rayados todavía con olor a fecha FIFA y sin los protagonistas que deberían estar llamados a ser figuras de una semifinal de este calibre. Aún así, tanto América como Monterrey son planteles bastos que prometen un juego de vida o muerte a pesar de los inconvenientes.

Calentando la «final adelantada», veamos cuáles son los aspectos que debe cuidar el equipo de Herrera si quiere estar en la final de Copa MX.

Contundencia

Si tomamos como parámetro el más reciente duelo que América disputó en esta cancha, podemos ver que uno de los factores que influyeron en que el América cayera derrotado fue la falta de contundencia frente al marco regio. Los de Herrera dieron un buen partido y durante varios momentos tuvieron la sartén por el mango para manifestarse en el marcador, incluso se quedaron con un hombre más y la posesión del esférico, pero hizo falta creatividad al frente para manifestarlo en el electrónico.

Pensando en lo anterior, debemos recordar que este duelo es a matar o morir, por lo que cada falla puede ser un clavo en tu propio ataúd, en especial, cuando te topas con un rival en tan buen momento anímico y que quiere quedarse con todas las canicas.

Manejo de ausencias

Este puede ser un punto a favor de América, ya que a mi parecer, las ausencias de los azulcremas no son TAN vitales para el equipo. Ya sé que falta Oribe y Marchesín, dos piezas clave, pero si vemos a Monterrey que no tendrá a su aparato ofensivo completo, la cosa cambia y se inclina a favor del visitante.

El que sí me parece les puede hacer muchísima falta, es Mateus Uribe, quien venía de menos a más y estaba siendo muy valioso en la generación de juego para Herrera, así como haciéndose presente en el electrónico. De pronto será buen momento para que su joya, Lainez, tome el rol protagónico, ¿no?

Disciplina

Tema recurrente cada que América disputa un partido importante en este semestre, y es que no es para menos, ejemplos hay, incluso, en la misma visita en Liga que realizó este equipo a la Sultana hace unas semanas, donde el partido terminó por sentenciarse muy temprano, a causa de un penal cometido por Bruno Valdez y que puso el 2-0 que ya no se movería.

Este mismo tema ya lo hemos hablado en otras publicaciones, las constantes expulsiones y amonestaciones son factores que terminan desquilibrando el marcador, y que me siguen haciendo pensar que acabarán por sabotear todo el buen trabajo que puedan hacer, no sólo en este duelo trascendental, sino en la propia Liguilla dentro de unos días. Así que mejor irlo solucionando ya, antes de que sea demasiado tarde.