El lunes trascendió que Oswaldo Alanís había sido separado del primer equipo de Chivas y no había viajado para realizar la pretemporada; la primera versión era que no entraba en los planes de Almeyda, versión que después fue desmentida por el mismo timonel argentino.

Conforme transcurrió el día, se asomó otra versión, el defensor se había quedado para revisar su relación contractual con el rebaño lo que parcialmente es cierto; ya por la tarde nos enteramos que el defensor era una nueva víctima del “Pacto de Caballeros”, esta vez orquestado por José Luis Higuera y por la directiva de Chivas, léase, Jorge Vergara, al ofrecer un contrato mucho menor al solicitado por el futbolista y al no llegar a un acuerdo el jugador ha sido bloqueado por el conjunto de Verde Valle para que se pueda contratar con el equipo que mejor convenga a los intereses del jugador, y como el régimen de transferencias ya cerró, es posible que no veamos jugar al seleccionado nacional en el próximo semestre, lo que pone en riesgo su participación en el Mundial de Rusia 2018.

Ayer se detonaron muestras de apoyo al jugador prácticamente en todo el país, comenzando con la reciente formada Asociación Mexicana de Futbolistas y siguiendo con jugadores de renombre como Oribe Peralta o Hector Moreno, lo que me lleva a realizar un análisis de las opciones que tiene Oswaldo Alanís y si es posible que este caso sea el parteaguas para acabar de una vez por todas con el “Pacto de Caballeros”.

ANTECEDENTES

En Mayo de 2015, la Asociación de Futbolistas Españoles se fue a huelga, derivado de la inconformidad de que los equipos de 2da. División sólo fueran beneficiados con el 10% de los derechos televisivos de los partidos y el 90% fueran para los equipos de la Primera División, aquí hubo una unión de todos los jugadores, aplicando a la perfección el viejo refrán de “La unión hace la fuerza” además que figuras emblemáticas como Iker Casillas, Carles Puyol, Sergio Ramos, Xavi o Andrés Iniesta fueron participes activos de este movimiento.

Si bien la Asociación Mexicana de Futbolistas está constituida como una entidad con personalidad jurídica no es un sindicato como tal, por lo cual no se podrían ir a huelga ya que esta figura sólo aplica para los sindicatos. Lo que podría hacer la AMF, como última instancia, sería convocar a un paro general de actividades solicitando se quite el bloqueo hacia el jugador por parte de Chivas y se le permita contratarse con otro equipo, aunque  esto conlleve a acciones en contra o represivas por parte de la Federación Mexicana de Fútbol y directivos de los clubes a los que pertenecen.

AFILIACIÓN A FIFPRO

Como lo he mencionado en otros análisis de fútbol mexicano, este es un fútbol sui géneris, en el cual las reglas de la FIFA no influyen ya que se encuentra en una situación de ganar-ganar para ambas partes, por un lado la FMF se maneja como mejor convenga a los intereses de los dueños del dinero y la FIFA no interviene aunque haya claras violaciones en todos los sentidos siempre y cuando la FEMEXFUT apoye con votos lo que mejor convenga a los intereses del organismo rector del fútbol mundial.

En este escenario, el único salvavidas que yo le encuentro a la Asociación Mexicana de Futbolistas es afiliarse a FIFPro, que en palabras de Álvaro Ortíz quién lleva la parte operativa de la AMF se encuentra en proceso de registro.

FIFPro es una organización que representa a todos los jugadores profesionales del mundo; ya que cuenta con más de 60,000 jugadores afiliados, 63 miembros (países), 5 candidatos a miembro y 7 observadores. Asociaciones de futbolistas profesionales de las ligas más importantes del mundo como la española, inglesa, italiana o francesa forman parte de ella, en Latinoamérica, las asociaciones de Argentina y Brasil están agremiadas.

FIN DE MALAS PRÁCTICAS

Si la Asociación Mexicana de Futbolistas se mantiene en la postura que expresó a través de un comunicado, mediante el cual manifiesta su inconformidad con el caso de Oswaldo Alanís, además de aseverar que el futbolista mexicano está unido a través de la AMF, deben exigir que los directivos acaben con el “Pacto de Caballeros”, práctica de la que es víctima actualmente Oswaldo Alanís y de la que han sido víctimas muchos jugadores en el pasado.

Otra mala práctica con la que pudiera acabar la Asociación Mexicana de Futbolistas es con la de los famosos promotores; ya que los jugadores, al estar afiliados a la FIFpro, sólo podrán ser colocados por agentes certificados ante la FIFA; lo que aparte de expandir sus posibilidades de incursionar en otros mercados, les daría la certeza jurídica de que sus derechos laborales están asegurados.

CONCLUSIÓN

Los jugadores mexicanos están ante una oportunidad de oro de reivindicar su profesión; en la cual sean vistos como seres humanos y no simplemente como una mercancía o un par de piernas; las cuales pueden ser vendidas al mejor postor o a donde más convengan los intereses de particulares y los suyos queden totalmente de lado.

Es de suma importancia que los jugadores de mayor relevancia, los que juegan en Europa principalmente, alcen la voz en contra de estas malas prácticas y realicen acciones de protesta en los diferentes escenarios en los que participan; no acudir a llamados de Selección Nacional no es opción ya que eso sí es motivo de desafiliación a la FMF; pero principalmente que se demuestre unión entre los agremiados a la AMF y compañeros de profesión, como en su momento lo demostraron los árbitros mexicanos, aunque su causa no haya sido viable.

Yo creo que no se irá a un paro de actividades, se llegará a un acuerdo entre el jugador de Chivas y la directiva del rebaño sagrado y también quiero creer que la AMF moverá las piezas necesarias para que en un futuro, esperemos sea cercano, no se vuelvan a presentar este tipo de casos con sus agremiados.

Entérate quién conformará la lista de los mejores jugadores del Torneo en acción de la LIGA MX aquí