El bendito futbol mexicano está de regreso y tras jugarse la primera jornada nos llevamos muy buenos goles, gran ambiente en los estadios, errores, pifias arbitrales, polémica y lo que más llamó la atención, que los dos equipos más populares de México iniciaron el torneo perdiendo en sus respectivas presentaciones.

Y sé que es muy temprano en el torneo para señalar que alguno de los dos equipos está en crisis o que serán un desastre a lo largo del torneo, pero creo que sí se evidenciaron algunas cosas que se deben señalar, cosas que nos indican que, efectivamente, estos dos equipos podrían tener momentos complicados en el torneo, sin embargo, el panorama no pinta igual de oscuro para los dos.

A América lo parte un rayo

América debutó perdiendo en su visita al estadio Victoria al enfrentarse a un muy competitivo equipo de Necaxa, pero no preocupa sólo por haber iniciado con una derrota, sino que perdieron estrepitosamente en un partido donde el conjunto de la capital no mostró pies ni cabeza y fue exhibido en zona defensiva.

Creo que será un torneo difícil para América, al margen del resultado del domingo, la verdad es que no creo que este equipo venga con un gran trabajo de pretemporada.  Podría estar equivocado, pero ¿no estaba Herrera ocupado en Rusia viendo el Mundial en vez de trabajar con su equipo? Es bueno saber cuáles son sus prioridades.

Y no sólo eso, si bien “El Piojo” tras el desastroso juego contra los Rayos aceptó que jugaron mal y que debía dar un “jalón de orejas” a sus jugadores, no perdió la oportunidad para criticar al arbitraje. Me queda claro que sigue sin haber autocrítica, no olvidemos que también dijo que perdieron porque Necaxa les llegó dos veces y anotó esas dos, cuando en realidad Necaxa por momentos les pasó por encima.

Contra Necaxa, en general no sabemos a qué jugó el América, pero específicamente en zona defensiva dejó muchos huecos, se veían muy desorganizados. Aguilera fue un desastre,  fue totalmente exhibido, yo diría que le dieron un baile personal.

América no generó fútbol al frente, cierto es que su nuevo refuerzo Roger Martínez hizo el gol que los acercó al marcador pero eso fue todo, no generó otra oportunidad; Ibarra se enfrentaba al mundo solo sin recibir ayuda alguna de Paul Aguilar.

Aunque es obvio que en defensa sufrirán todo el torneo, ya que Aguilera no es garantía de nada y Luis Reyes es un jugador de bajo nivel que nos quieren vender como futura estrella, de mediocampo hacia el frente presentaron buenos nombres  como: Roger Martínez, Henry Martin, Ibarguen, Ibarra y Peralta. A estos sumemos el de Uribe, Cecilio y Ménez, quienes no pudieron participar.

Chivas cayó con la cara en alto

Debo decir que Chivas en jornada uno me dejó un mejor sabor de boca que el América, jugaron mucho mejor, se vieron más ofensivos, rápidos, con mayor claridad al frente y que buscarán dar menos pases para llegar al área rival y serán más verticales. Chivas jugó mucho mejor que lo que hizo América, la propuesta de Cardozo fue atractiva y ofensiva.

Sin embargo, el torneo también será muy complejo para Chivas, le costará mucho generar oportunidades, en especial porque inicia con bajas muy importantes, no sólo en cancha, también del cuerpo técnico, y lo peor es que no trajo refuerzos importantes.

Pizarro, Alanís, Cota son descartes muy sensibles que comprometen el desempeño del equipo; si de por sí  ya le faltaban jugadores, se dan el lujo de desprenderse de los pocos futbolistas competitivos que tenían.

Chivas es un terrible proyecto, todo está mal diseñado desde la llegada de De Anda. Hay que ser claros, este equipo ya no tiene recursos, el dueño tiene otras preocupaciones y Chivas deberá arreglárselas con lo muy poco que tiene.

El propio Cardozo, técnico de las Chivas, previo al duelo contra Cruz Azul habla de su equipo como si fuera chico o pobre, diciendo que no tienen jugadores caros ni de renombre, haciéndolos menos frente a otros planteles. Chivas ahora se ha convertido en el equipo que con muy poco y con pocos recursos buscará hacer mucho.

No veo materia prima en esta plantilla, ni adelante ni atrás. Dependen de un veterano en la central junto a Pereira; de Van Rankin, un defensa de medio nivel para abajo; Javier López, uno de los jugadores más inflados del futbol mexicano y Pulido, uno de los jugadores con menos autocrítica que he visto y que siempre tienen declaraciones fantásticas para justificar derrotas como que no se hacen buenas contrataciones o que la cancha de Tijuana está muy dura.

Este equipo viene de ser penúltimo general y 13 en los dos últimos torneos, torneos que pintaban para no ser tan malos, esperábamos mejores cosas de chivas en esas ediciones. Este torneo pinta terrorífico.

Conclusión

Me parece que preocupa más Chivas, porque aunque tuvo una mejor presentación que América, tiene un equipo muy limitado y con poco carácter. Vienen de muy malos torneos y eso que tenían a Pizarro y a Cota, no puedo esperar nada bueno cuando para este torneo llegan jugadores de mediano nivel hacia abajo.

Tiene un equipo para estar en media tabla, no creo que esté para pelear por el título. Es más, no creo que califique a la liguilla. Chivas no tiene un plantel que esté entre los 8 mejores del torneo

En cambio América con todo y que dio pena en la jornada uno y a pesar de su entrenador, tiene un plantel más amplio para poder mejorar más adelante.

Y si bien el América tampoco tiene un plantel tan fuerte como el de Tigres o Monterrey, sí tiene variantes interesantes de medio campo hacia el frente, que a la larga, le irá dando resultados, en especial cuando tenga su plantel completo.