Después de 22 años a cargo, tres títulos de la Premier League y siete FA Cups, Arsène Wenger le dice adiós al Arsenal. Durante su estancia con los Gunners, los calificó a la Champions 20 años consecutivos hasta que se rompió esa racha la temporada pasada. Suena fácil, pero sólo el Real Madrid ha participado en más Champions consecutivas. 

En los últimos años, una sección de aficionados del Arsenal hizo campaña para que el francés se fuera, y obtuvieron su deseo hace unas semanas cuando el entrenador de 68 años anunció su intención de dejar el equipo al final de la temporada.

A pesar de que su última liga la ganó en la temporada 03-04, el estratega francés dejó la vara muy alta. Quien reemplace a Arsène Wenger como entrenador del Arsenal tendrá grandes zapatos para llenar.

Como cada que se abre una vacante en un equipo de alto perfil, siempre se especula sobre los posibles candidatos. Todo parece reducirse a estos cinco estrategas.

Massimiliano Allegri

Con una probada trayectoria en el más alto nivel del fútbol europeo, Allegri ha guiado a la Juventus a 3 dobletes consecutivos en Italia (el fin de semana se confirmará el 4to doblete al hilo), y dos finales de la Liga de Campeones. 

Al igual que Wenger, es una figura muy respetada en el fútbol que sería una cara pública con clase para el club. Ya tiene experiencia en tener éxito como sucesor de un entrenador muy querido (Antonio Conte), ya que se ganó a los fanáticos de la Juve que al principio tenían ambivalencia con su nombramiento.

No le teme al cambio, sino que lo ve como una oportunidad para mejorar. También ha mostrado no tener problema en tomar decisiones difíciles en interés de su equipo. Como ejemplo, fue responsable de empujar a Filippo Inzaghi, Gennaro Gattuso y el resto de las viejas estrellas del Milan hacia la jubilación durante su estancia en San Siro. 

En Turín también ha visto partir a figuras de la talla de Tévez, Pirlo, Vidal, Morata y Pogba; y sin embargo se ha sabido adaptar a los cambios. La Juventus ha hecho que todo parezca fácil en la Serie A, pero su reciente dominio se debe en gran parte a como Allegri ha logrado la evolución del equipo. 

Luis Enrique

Tiene una idea clara de como quiere que se juegue el fútbol, ​​y en su historial tiene un triplete con el Barcelona. A principio de año, el Arsenal contrató a Raül Sanllehí como su director de futbol tras estar 15 años con el Barcelona. Esta situación favorece a Luis Enrique por la relación de trabajo que tiene con él.

El tema que puede ser un obstáculo, son los informes que sugieren que hará enormes demandas financieras tanto contractualmente como en el mercado de transferencias. Se dice que pide más de 200 millones de euros para fichajes. Situación a la que el Arsenal no ha estado acostumbrado durante el tiempo de Wenger, ya que este estaba acostumbrado a hacer fichajes de más bajo perfil.

Enrique también puede ser un personaje espigado y abrasivo que tuvo frecuentes enfrentamientos con la prensa en Barcelona. Sí bien Wenger no era ajeno a las críticas, sí era un maestro en las conferencias de prensa y las relaciones públicas. 

Además, aunque sería ridículo decir que manejar a Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar es “fácil”, hace que su trabajo en el Camp Nou sea difícil de evaluar.

Carlo Ancelotti

Ancelotti parece ser una apuesta segura para conducir al Arsenal a través de lo que algunos creen que podría ser una transición difícil. Con su llegada, básicamente se aseguraría que el club evitara una situación similar a la que vivió el Manchester United cuando Moyes remplazó a Sir Alex Ferguson.

Ancelotti ya tiene experiencia dirigiendo en Inglaterra, en 2010 ganó el doblete doméstico con el Chelsea. Es una figura amistosa, amable y probada; no traería problemas extra cancha. Los fanáticos seguro lo recibirían con gusto.

La negativa que se le puede ver es que es demasiado similar a Wenger en sus métodos. La prensa y los aficionados del Arsenal sienten, desde hace tiempo, que sus jugadores sufren debido a la falta de entrenamiento prescriptivo, es decir que Wenger los dejaba en demasiada libertad para encontrar sus propias soluciones. Ancelotti al igual que Wenger, es más un manager que un entrenador, y un enfoque de exceso de libertad al jugador podría dar como resultado más de lo mismo.

Željko Buvač

Conocido como “El Cerebro”, Buvač es un entrenador muy respetado con un conocimiento profundo del Arsenal y la Premier League ya que ha trabajado como el No. 2 de Jürgen Klopp en el Liverpool. Buvač no exigiría demasiado presupuesto para transferencias debido a la ideología que comparte con Klopp.

Su prioridad sería conseguir que los métodos de entrenamiento del Arsenal estén a la altura y de ahí sacar el máximo provecho de una escuadra talentosa, que por ahora parece estar desequilibrada. Traería ideas y una organización necesaria para el juego del Arsenal.

La interrogante que hay en él, es que no ha entrenado un equipo desde 2001, durante todo este tiempo siempre ha sido asistente. Con el potencial que parece tener y si es que tiene ambiciones de gestión, es un poco extraño que a sus 56 años no haya sido entrenador durante todo este periodo. Si él fuera el elegido, una porción significativa de los aficionados lo recibirían con escepticismo.

Mikel Arteta

El vínculo emocional que sienten los fanáticos hacia Wenger podría mantenerse con la designación de un ex jugador, los seguidores seguro que apoyarían a “uno de los suyos”. La contraparte de eso, es que los aficionados tendrían poca paciencia con él por el hecho de ser un entrenador novato.

Mikel parece tener potencialmente un techo muy alto. Y es que tras sus su retiro en 2016, inmediatamente se convirtió en asistente de Guardiola en el Manchester City. Algo habrá notado Pep para buscarlo, y ciertamente Arteta le habrá aprendido mucho a Pep en estos dos años.

La duda más evidente es que no tiene experiencia como entrenador. El otro gran problema que podría presentarse es que Arteta ha jugado junto a varios miembros del equipo actual del Arsenal. Eso quizás se podría prestar para dar favoritismo o ser displicente hacia ciertos jugadores, a la larga podría afectar a tomar decisiones difíciles en el equipo.

Conclusión 

El Arsenal es un club con una historia de perder a sus mejores jugadores ante rivales más ricos. Eso va de la mano con lo que mencioné de Allegri anteriormente, el historial de adaptabilidad del estratega italiano es lo que lo hace atractivo. Su estilo de juego e ideología traería un enfoque más pragmático al fútbol del Arsenal.

Está por verse si Allegri renueva con la Juventus o decide partir. En caso de que decida quedarse en Turín, creo que el Arsenal optaría por tomar una decisión conservadora que sería contratar a Carlo Ancelotti.