Este sábado 9 de noviembre se llevará a cabo una edición más de Der Klassiker, un encuentro que tanto Borussia Dortmund como Bayern Múnich buscarán usar como trampolín para llegar a la cima.

Por primera vez en varios años, la Bundesliga cuenta con algo de competitividad por la punta de la tabla, al menos en las primeras 10 fechas.

Hasta hoy, 6 equipos se disputan el primer lugar con tan solo 4 puntos de diferencia entre el número 1 (Borussia Mönchengladbach, con 22 unidades) y el número 6 (Schalke 04, con 18 unidades).

En este pelotón es donde se encuentran el Dortmund (segundo, con 19 puntos) y el Bayern (cuarto, con 18 puntos). Si bien ambos se mantienen en la pelea por el título, las expectativas al inicio de la temporada eran distintas.

¿Cómo llegan los equipos a esta edición de Der Klassiker?

Bayern

La estrepitosa goleada por 5-1 que le propinó la fecha pasada el Eintracht al conjunto bávaro fue lo último de Niko Kovac que estuvo dispuesto a soportar la directiva. Con el cese del timonel croata, la escuadra de Múnich llega a este importante encuentro bajo las riendas de Hans-Dieter Flick, quien hasta ahora fungía como segundo entrenador.

Ya con Flick como principal responsable en el banquillo, Bayern sacó una importante victoria por 2-0 ante el Olympiakos el pasado martes, resultado con el que se convirtieron en el primer equipo en conseguir su pase a octavos de final de la Champions League.

Sin embargo, el cotejo de este sábado es mucho más importante. Una derrota ante el Dortmund dejaría al cuadro bávaro 4 puntos por debajo de su máximo rival y el líder, Borussia Mönchengladbach, podría sacarle 7 puntos si le gana el domingo al Werder Bremen.

Además, el resultado del sábado puede influir en la selección del nuevo timonel: una victoria -o incluso un empate- darían un mayor margen de tiempo para pensar en el hombre ideal. En cambio, una derrota podría precipitar la decisión de la directiva.

En lo estrictamente futbolístico, la mayoría de los jugadores del plantel han demostrado no estar en su mejor momento en lo que va de la campaña.

La defensa ha sido una de las zonas más vulnerables, en gran parte debido a las lesiones de Niklas Süle y Lucas Hernández. A sus bajas por lesión se suma la de Jerome Boateng, por suspensión.

El centro del campo parece mantenerse sólido, sin embargo se le achaca a Thiago y al recién llegado Philippe Coutinho que no pesan lo suficiente en los partidos importantes.

Finalmente, la delantera sigue siendo eficaz gracias a la presencia de Robert Lewandowski, quien con sus 14 goles en 10 partidos brilla con luz propia a pesar del mal momento del equipo.

Dortmund

Con apenas una derrota en lo que va de la temporada -ante el Unión Berlín- los dirigidos por Lucien Favre confían en aprovechar la crisis que atraviesa su odiado rival para distanciarse de ellos.

Tras experimentar un mal momento al inicio de la campaña, el Dortmund ha sabido recomponerse, primero con una victoria por 3-0 ante el Wolfsburgo la fecha pasada, que lo catapultó al segundo lugar, y posteriormente con una gran remontada ante el Inter en la Champions, donde salió con un triunfo por 3-2.

Por si este par de importantes victorias no fueran motivo suficiente para pensar en sacar un buen resultado en el Allianz Arena, los negriamarillos cuentan con la motivación extra de haber vencido a los bávaros en la pasada Supercopa Alemana (2-0) alzándose así con el primer título de la temporada.

Sin embargo, no todo son buenas noticias. Favre tendrá un par de dudas importantes para afrontar el clásico de este sábado: su capitán Marco Reus, quien fue baja ante el Inter, y Jadon Sancho, quien tuvo que ser sustituido en el partido contra los italianos.

Pronóstico Gurú

Aunque ambos equipos se encuentran luchando por el liderato, la realidad indica que no ha sido el mejor arranque de temporada -ni el esperado- para ninguno de los dos.

En este escenario, mucho dependerá de las individualidades y del empujón anímico. Si bien las individualidades parecen estar más a favor del Bayern -en especial por el factor Lewandowski- la parte anímica se inclina más para el Dortmund.

Aunque una victoria de los visitantes se ve como un resultado factible, un empate parece el marcador más probable para el partido de este sábado.