Después de haber arrancado con cuatro triunfos de forma consecutiva, el Barcelona ha cosechado dos empates y una derrota los últimos partidos, dejándolo aún líder con 14 puntos sólo por diferencia de goles sobre Real Madrid, aunque ya perseguidos muy de cerca por Sevilla (13); Atlético de Madrid y Betis (12), lo peor, es que el equipo culé no ha perdido puntos con ninguno de estos equipos, mientras que el club merengue sí lo ha hecho (derrota ante Sevilla y empate con Atlético de Madrid) lo cual es de preocuparse tanto para directiva, como para el mismo equipo y la afición azulgrana.

Tal parece que no ha sido suficiente que el eterno rival, Real Madrid, no haya invertido casi en fichajes y si lo ha hecho, ha gastado inteligentemente; no así Barcelona, que aún no ve reflejado en la cancha los resultados y menos en la tabla en cuanto a puntos se refiere. Como dato, Barcelona en plantilla es el equipo más caro, seguido por el Atlético y después el tricampeón de Europa.

Pero ¿A qué se debe que Barcelona haya perdido puntos con Girona, Leganés y Athletic Club?

Rotaciones

Supongo que las tres Champions League de manera consecutiva que ganó el Madrid y en las que al inicio del torneo uso muchas rotaciones el técnico, Zinedine Zidane, han servido como ejemplo en su rival, quien busca romper con la hegemonía merengue en el más prestigioso torneo de clubes en el mundo.

Sin embargo, estás rotaciones no han sido tan productivas en un Barcelona que ya no se ve invencible en la Liga como solía serlo el año pasado, ya que la primera rotación que le causó baja en su juego, fue usar a Lenglet , pues Valverde quería que tomara confianza para el partido ante Tottenham, después de la expulsión de Umtiti ante PSV, quien tuvo que cortar un contragolpe y ganarse así la segunda amarilla en un partido casi perfecto del campeón del Mundo.

Contra Girona, la expulsión de Lenglet al 34′ provocó el empate y voltereta, todo gracias al retraso a la central de Busquets, quien desacostumbrado a la zona permitió un gol de Stuani, mientras que en media cancha un joven Arthur y un veterano Vidal, no parecen estar a la altura de Coutinho y Rakitić, quienes tuvieron que entrar al partido, sirviéndoles para empatar pero no para ganar tras un heroico vecino catalán, Girona, liderado por Stuani.

Por otro lado, ante Leganés no metieron a Alba y Suárez desde el inicio, sabiendo que el rival colista de la Liga se iba a defender lo mejor posible, permitiendo sólo disparos lejanos, lo malo es que dentro de sus arietes, el francés, Dembélé anda a la baja en los últimos partidos.

Lo peor, es que ante Athletic Club, Valverde sabiendo que podría perder puntos ante un rival difícil, aún así decidió dejar a Busquets y a Messi en la banca y sólo quiso meterlos en el segundo tiempo, grave error ante la asfixiante presión ejercida por Athletic Club.

Mala concentración defensiva

Si en el ataque no han estado tan finos, esto se nota más en la defensa, donde Piqué fue el principal villano de su equipo al descuidarse ante Girona y Leganés, causándole perdida de puntos a los blaugranas que al final del torneo le pueden hacer falta.

Rivales que cuentan

Si bien, Girona y Leganés no son rivales de alto calibre, sí supieron plantearle cara al Barça, en donde el primero aprovechó la expulsión de Lenglet, mientras que Leganés le cerró bien las bandas al equipo de Valverde y le dio la vuelta al marcador en dos minutos.

Por otra parte, bien sabíamos que el Athletic Club era de temer y así lo hizo efectivo, presionando mucho en la marca y sacándole el empate al club culé, además, que en tiros libres hicieron lo necesario para que Barcelona no pudiera marcar.

Conclusión

Valverde deberá entender y ser humilde, al saber que no tiene la calidad necesaria en la banca como para hacer rotaciones constantemente, además, el factor concentración es fundamental, pues quien esté en la defensa, debe saber que está en un club de élite a nivel mundial.

Finalmente, el DT deberá reinventar a un equipo al que ya le juegan a muerte, como lo hacen Girona, Leganés y el propio Athletic Club, motivo por el que antes de pensar en las rotaciones para favorecer sus encuentros en Champions, tendrá que sacar a la Liga, adelante, si es que no quiere perder puntos que al final le faltarán y más sabiendo que aún no ha pasado las aduanas más importantes como Sevilla, Atlético de Madrid y el mismo Real Madrid, en donde podría perder puntos valiosos ante rivales importantes.

No olvidemos también, que gracias al VAR, tanto Barcelona como Real Madrid, si bien, aún se han visto favorecidos por los árbitros, con la existencia del VAR, ya es más difícil que les regalen puntos y ése pudiera ser otro factor para la perdida de puntos.