Hirving Lozano ss uno de los mejores futbolistas mexicanos de los últimos cinco años,  volviéndose uno de los grandes representantes del país en Europa, pero en su corta estadía en el Napoli, demuestra lo contrario. Veamos algunas de las razones de su baja de juego. 

Sin adaptación 

El pasar del futbol holandés al italiano, es un salto muy grande (aunque no parezca) el Calcio ha ido resurgiendo una vez más en la élite del balompié mundial, y eso se ha notado desde las contrataciones hasta la pelea por el Scudetto. Sé que la Juventus ha sido el rey de la liga, pero equipos como La Roma, Inter de Milan y Napoli, han estado muy cerca de quitar a la Vecchia Signora de la cima. Con esto quiero dar a entender que el equipo de Nápoles ha estado en una evolución de plantel y de futbol, y desde hace dos temporadas puedo decir que tienen a uno de las mejores plantillas de Europa, podemos mencionar a: Insigne, Mertens, Callejón, Koulibaly, etc…que son jugadores que marcan mucha diferencia en el club y que fácilmente pueden jugar en un equipo top del continente.

Este verano llegó Hirving Lozano, uno de los mejores jugadores mexicanos del momento y se pensó que sería una buena idea y una buena evolución. 

Luce desconcentrado

En estos últimos partidos se le ha visto muy ausente en la cancha, es totalmente otro jugador, nos tenía acostumbrados a un juego muy ofensivo y lo veíamos atacando cada cinco minutos, pero ahora nada de eso, su juego se está volviendo muy lento y eso no beneficia ni al equipo ni a la Selección Mexicana, Hirving no se está adaptando al futbol italiano, le es muy difícil jugar y lo mejor seria que saliera a préstamo a otra liga. No creo que sea un retroceso, pero es un mal necesario.

Su DT no confía en él

Cuando llegó Lozano al Napoli fue un pedido especial de Carlo Ancelotti, el técnico italiano es un enamorado de los mexicanos y sinceramente no me sorprendería que llegara un compatriota al Everton. En su etapa como timonel de los napolitanos, le daba mucha confianza y mucho tiempo de juego a Hirving, pero lastimosamente lo ponía como “9” en una posición que no domina al 100%, entonces aunque lo pusiera muchos minutos, si no lo ponía como extremo, no rendía como se esperaba.

Las cosas no se dieron para el experimentado Ancelotti y fue cesado, y sorprendemente llegó Gennaro Gattuso, el ex jugador y estrella del AC Milan tomaba las riendas de un club que no tenía rumbo, y la verdad cuando se dio esa noticia, no se pensaba que iba a sentar a Lozano, pero fue así. Independientemente de que el mexicano no está pasando por un buen momento, la verdad es que ningún jugador está en su mejor nivel, y si le agregamos que en el campo de juego se ven muy desordenados, de nada sirve que tengas en la banca a un jugador como el “Chucky” sabiendo que si le das minutos en la posición que es correcta, será un jugadorazo, solamente necesita confianza y ritmo de juego. 

Conclusiones 

Yo creo que hay dos soluciones, la primera opción es que salga a préstamo por medio año hasta que recupere esa confianza que perdió, y puede regresar al Napoli mucho mejor. O que Gattuso le dé la confianza necesaria en su posición, en donde es un monstruo, que lo veo muy difícil. 

Sinceramente creo que fue una mala decisión irse al Napoli, cuando al principio parecía la mejor opción, el club italiano le está cerrando las puertas y está desperdiciando su talento.