Entre más impresiona en la Ligue 1, más defrauda en la Champions League. El PSG derrocha millones y levanta polémica con sus estrellas -y goles- pero a la hora de lo bueno termina quedándose en la orilla, y eso que aún no entramos a la etapa importante de la temporada.

Con su más reciente actuación ante Napoli, sigue sembrando más dudas que certezas, y su camino hacia el fracaso comienza a vislumbrase incluso sin que termine el 2018.

¿Qué le falta a este equipo hecho a billetazos para trascender? ¿Se viene un nuevo fracaso?

¿El dinero compra título?

En un mundo ideal y con respuestas políticamente correctas, diría un terminante NO al hecho de que se puede comprar la grandeza, pero el futbol comienza a dejarnos claros que la globalización llegó para quedarse y casos como los de la Premier League, donde hasta los más pobres gastan millonadas que ni en las demás ligas europeas se pueden costear, demuestra que la moda de los nuevos ricos llegó para quedarse, es más, no olvidemos que el Chelsea se hizo con una Champions relativamente pronto, y más tomando en cuenta que a principios de los años 2000 era un equipo cualquiera de media tabla, y justo a eso aspira el PSG, con batacazos y figuras elegidas a mano, trascender en la Champions.

Mala planeación

El PSG está cometiendo los mismos errores que el Real Madrid hizo cuando los mentados “Galácticos”, llenando el equipo de figurones, pero que no estaban bien cobijados por jugadores de clase media. En el PSG, tenemos un cúmulo de estrellas en la ofensiva, pero el medio campo y defensa tiene a futbolistas ya de salida o jugadores de menor cartel que terminan por flaquear a la hora importante.

DT’s de medio pelo

Mucho tiempo me quejé de que Unai Emery fuera el técnico del cuadro parisino, que para mi -y lo sigo creyendo- es ideal para equipos pequeños y con triunfos menores, pero ya pedirle que sea protagonista en una UCL es otra cosa. Eso sí, no sabía lo que decía porque ya vi que se puede caer más bajo aún, contratando a un Thomas Tuchel aún con menor cartel y que si bien tiene un estilo ofensivo muy entretenido, tampoco tiene la experiencia para manejar este vestidor incandescente y esperar que todo fluya al máximo nivel.

¿Qué les falta?

En el futbol no basta contener plata, hay que tener una planeación impecable para no terminar como florentinos o romans despilfarrando euros, y eso me parece que es lo que ha hecho este equipo, despilfarrar dinero fichando jugadores de moda pero sin un rumbo aparente, sin un líder que los ponga en su lugar en el momento ideal.

El problema del PSG es de fondo y forma, no de plantilla. Falta alguien que tenga experiencia y liderazgo desde el banquillo, así como una purga importante en los hombres que les acompañan. Ya basta de fichar figuritas, comencemos a comprar jugadores de futbol.

¿Fracaso Inminente?

Le tocó el grupo de la muerte, y no parece que estén a la altura de las exigencias. Por ahora están fuera, y les tocará soportar a un Liverpool que tampoco tiene nada asegurado, así que, sinceramente, pienso que el equipo de Tuchel se estrellará antes de que celebremos las fiestas de fin de año, y los veremos, ya sin mucho interés disputando la Europa League.

Esta será la mejor forma de mostrarle a los dirigentes que el proyecta no va nada bien.