Una de las ligas de Europa de la «élite» con menos nivel futbolístico. Desde el 2002 no hay otro campeón que no sea el FC Porto o el Benfica, en aquella ocasión el equipo que logró alzarse con el título de liga fue el Sporting de Lisboa. La supremacía del Porto y del Benfica es abismal en cuanto a los otros equipos de la Primeira Liga, en cuanto a plantel, poderío económico, palmares e historia.

Una liga aburrida y predecible que en los últimos años ha ido a la baja de manera importante. El futbol portuguès en los últimos años no se ha destacado por tener partidos trepidantes, ni por tener figuras del futbol mundial. La Primeira Liga arrancará con esa distintiva característica de poca innovación, poca calidad colectiva en muchos de los planteles y los mismos equipos de siempre aspirando a lo mismo, sin ser rivales que opongan resistencia a los titanes europeos.