Es muy raro ver a uno de los equipos más poderosos de Alemania en esta situación, y desgraciadamente se tardaron dos años en tomar cartas en el asunto. Ahora bien, existen tres técnicos que encajaría perfecto en el sistema del Bayern Múnich. Veamos.

Erik ten Hag

El holandés tiene una gran ventaja: ya trabajó con el Bayern Múnich en la etapa de Pep Guardiola, sí analizamos ese plantel con el de ahora, vemos cambios importantes pero no tantos, el portero es el mismo, la defensa se mantiene con Alaba y Boateng, en el medio campo continúa Thiago y en parte ofensiva está igual con Müller y Lewandowski. Esto puede ser de gran ayuda ya que conoce a los estandartes del club y puede potencializarlos agregando a las grandes estrellas de ahora como: Coutinho, Gnabry y Coman. El trabajo de ten Hag en el conjunto alemán fue muy bueno, y no todo el mérito lo tuvo Guardiola, ya que se comentaba que el holandés era el que realmente acomodada a el equipo en la cancha.

Como reto personal de Erik sería una oportunidad de oro para demostrar que es un técnico capaz de estar en la élite. El semestre pasado lo demostró con el Ajax en la UEFA Champions League, y se le atribuye que Frankie de Jong, Danny Van de Beek y Matthijs de Ligt, se hayan convertido en jugadores top. El es una de las mejores opciones y parece ser la más cercana.

José Mourinho

Cuando hay un banquillo disponible de los equipos más importantes de Europa siempre se tiene que mencionar a «The Special One», el mítico técnico portugués es uno de los candidatos naturales a tomar el banquillo del Bayern Múnich y no sería una idea descabellada. Estamos acostumbrados a que, cuando llega Mourinho a un club, hace un cambio de pies a cabeza y no le importa si eres el ídolo de toda la vida del equipo, si no «encajas» en su funcionamiento, es muy complicado que te alinie, pero esto es sinónimo de calidad en el juego, es un potencializador nato y puede «revivir» a un plantel.

Ahora bien, Mourinho nunca ha dirigido en la Bundesliga y sería la primera vez que tendría a rivales un poco más tácticos y fuertes físicamente, eso puede ir en su contra ya que no tiene conocimiento sobre el futbol alemán, también no es tan complicado, pero el tiempo de adaptación puede ser su gran debilidad.

Arséne Wenger

El viejo lobo de mar está en la órbita del club bárbaro, se podría dar la gran sorpresa de que la leyenda del Arsenal llegara al banquillo del Bayern Múnich. Una de las ventajas es su amplia experiencia en el futbol de élite, dirigir al Arsenal muchos años te da esa capacidad de saber cómo pelear contra los grandes y de cómo hacer funcionar a un equipo perfectamente; un equipo que se vea bien trabajado desde la portería a la delantera.

Wenger es una de las opciones más random que he visto, pero no quiere decir que no sea buena. También una de las grandes ventajas del francés es que su nivel de juego es muy táctico y el Bayern tiene jugadores que pueden lograr eso. Una de sus desventajas podría ser la edad, sí, pensando en un proyecto a largo plazo no sería la mejor decisión, realmente sería algo muy triste si es por esa razón que no se le tomara en cuenta a Arséne, ya que es un entrenador muy capaz de salvar a un club de cualquier crisis.

Conclusiones

Desde hace unos diez años el banquillo del Bayern München es codiciado por grandes técnicos y se ha convertido en un equipo deseado por muchos, su simple proyecto deportivo es una de las grandes ventajas y atractivos del club, el que cada torneo se refuerzan con jugadores verdaderamente top los hace un equipo donde todos quieran pertenecer. Creo que esos dos años que se desperdiciaron con Niko Kovač, pudieron ser invertidos en alguien más con un proyecto más ambicioso, pero los errores suceden y ahora les tocó a ellos. La opción que más me gusta para el puesto de director técnico es la de Erik ten Hag, el holandés conoce las entrañas del club y eso es un gran avance, ahora solo falta que realmente trabaje como se debe y lograr que el Bayern Múnich regrese a la élite, porque lo merece y lo necesita.