Encontrar la luz después de permanecer un momento en la sombra es lo más importante y resaltante de un equipo y más cuando el cambio surgió en un grupo donde permanecían los mismos.

El cambio más sobresaliente, además de una defensa sólida, es la evolución de Sergi Roberto. El jugador español que fue escalando desde las inferiores pero que cuando llegó al primer equipo no encontraba lugar y parecía más fuera que dentro de la plantilla. Sergi ha sido un profesional que nunca ha tirado la toalla, ha permanecido en el club y ahora está demostrando su calidad.

Ahora el reto será para él porque tendrá que mantener el nivel si quiere permanecer en el club por muchos años y no sólo sea un gran “momento”. El equipo mejora y sumando a este jugador multifuncional luciendo más completo en todos sus sectores.

Barcelona cuenta con muchas bajas y con las actuaciones del mediocampista las alarmas se apagaron aún así hay iterrogantes: ¿Debe fichar otro mediocampista en enero o confiar en un joven como Sergi Roberto?