Se han cerrado los fichajes en la Premier League y tal como se esperaba, Manchester United no trajo a alguien que pudiera ser el relevo de Pogba, por lo que la salida del galo se ve casi imposible hacia el Real Madrid, lo cual da entrada a retomar un viejo deseo del cuadro merengue: Neymar.

Así es, en los últimos días se ha venido mencionando incluso un posible intercambio por el brasileño que incluiría a Modrić, el cual se ve complicado, aún así la llegada de Neymar sigue tomando fuerza tras una pretemporada de malos resultados y con la necesidad de vislumbrar posibles soluciones para que el equipo de Zidane pueda arrebatarle el título al Barcelona, y de paso quitarle a un posible fichaje que lo haría casi invencible tras la llegada de Griezmann al equipo culé.

Asimismo, en la cúpula del Madrid, los directivos, especialmente Florentino no ha escondido su gusto por el jugador, aunque la actitud dentro y fuera del campo del exbarcelonista ha dado mucho qué desear, ya que no sólo son sus constantes fiestas, sino el hecho de fingir faltas al grado de exagerarlas, por eso surge la siguiente pregunta

¿Neymar debe llegar este verano al Real Madrid?

PASADO CULÉ

El delantero del PSG ha dejado ver que ya no está a gusto en el PSG, incluso ha expresado su deseo por regresar al lugar donde él considera era feliz: Barcelona.

En diversas ocasiones, ha mostrado su interés por regresar a la disciplina culé, incluso se ha hablado de intercambios que incluirían a Coutinho y Dembélé más una suma considerable de dinero, sin embargo, el club parisino ha bateado dichas ofertas cuantas veces ha querido, por lo que por momentos la llegada a la Ciudad Condal del brasileño se ha visto casi imposible, aunque no puede ocultarse que Neymar desea regresar. Es por esto que Florentino y Zidane deben considerar si fichar a alguien que desea estar con el eterno rival es o no buena idea, sobre todo porque Neymar no es ni cerca el crack que fue Ronaldo Nazario, un fuera de serie a quien se le perdona todo.

ILUSIÓN OFENSIVA

Ante la baja por lesión de Asensio, el deseo de Zidane de que James salga este verano y el pleito de vestidor que trae con Bale, Neymar sumaría una alternativa ofensiva difícil de rechazar, sumándose a otras figuras como: Benzema, Jovic, Hazard y Vinicius, además sería un revulsivo que aportaría ilusión a los jugadores y aficionados.

DESBORDE Y MAGIA

No cabe duda que el brasileño es un privilegiado con el balón, razón por la cual Real Madrid buscó ficharle cuando estaba en Santos. El jugador puede lograr desbordes y además, en espacios cortos logra deslumbrar a la tribuna con sus dotes artísticos llenos de magia, logrando además una buena cantidad de goles, lo cual lo hace una excelente opción para desembolsar, sin olvidar el liderazgo que podría aportarle al equipo.

MBAPPÉ Y EL FAIR PLAY FINANCIERO

Sin embargo, no se puede ocultar que el gran fichaje que tanto directivos como entrenador y aficionados por edad y potencial están esperando, es la del campeón del Mundo con Francia, Kilyan Mbappé, y si Real Madrid con los fichajes que ha logrado, no ha podido ponerse al parejo en la «Operación Salida» para lograr el Fair Play financiero, puede ser algo incoherente que traiga a un jugador que vale 300 millones de euros y que algunos diarios catalanes lo han situado en 180, algo ilógico para los 222 millones que invirtió el cuadro liderado por Al-Khelaïfi, y sería aún más incoherente, cuando la grada pide a Mbappé, operación que se prevé se podría dar en 2020 si es que PSG no pide más de 300 millones ante los 280 que ya ha ofrecido alguna vez entre rumores el equipo merengue.

CONCLUSIÓN

A pesar de que aportaría mucho a la ofensiva, su alto costo y el deseo de la grada por Mbappé, pienso que Real Madrid no debería ir por Neymar, el reforzar la media con Eriksen y/o Van de Beek debe ser la prioridad para el Real Madrid, ante una media cancha que se está volviendo vieja.