(Photo by Denis Doyle/Getty Images)

La llegada de enero abre oficialmente la temporada de pases en Europa. Varias de las ligas importantes tienen líderes que literal se las están robando, por lo mismo, quedan varios clubes pesados con mucha tarea que hacer para el semestre que resta, así que, en teoría, deberíamos tener una época de transferencias bastante movidita. Así que veamos quiénes son a los que les urge salir a por todas en busca de soluciones.

Arsenal

Si las otras temporadas fueron malas, esta está a un nivel mucho menor. El equipo de Wenger ya ni siquiera está en la lucha por Champions League, al contrario, parece que podría hasta quedarse sin temporada europea. Y lo peor aún está por venir, ya que todo indica que podrían quedarse sin dos de sus jugadores más importantes, Alexis Sánchez y Mesut Özil, quienes están protagonizando la comidilla de rumores que apuntan a su traspaso.

Con o sin la salida de ellos, los Gunners nada más no andan, y me parece que es el momento de dar un manotazo en el escritorio y fichar soluciones en vez de pensar en jugadores a futuro.

De entrada, creo que hay un déficit tremendo en cuanto a delanteros de peso que acompañen a Lacazette que medio se salva, tomando en cuenta que Giroud y Welbeck están muy por debajo de su nivel, y si yo fuera Wenger estaría buscando uno que se ajuste a mi presupuesto, por lo mismo, no vería con malos ojos echar mano del momento que vive Benzema en Real Madrid y rescatarle, que si bien tampoco anda a tope, un Karim a medio gas creo que es mucho más que Welbeck y Giroud juntos.

Real Madrid

El equipo que va a fichar a todo mundo y que termina por no llevarse a nadie, al menos, así ha sido en los últimos mercados de transferencias, y me parece que ello comienza a pasar factura. Si bien es importante mantener una estructura, los jugadores TOP del equipo están yendo a la baja y se nota.

De entrada tenemos la polémica con Benzema, quien es el consentido de Zidane y le perdona todo, a pesar de que el francés ya está demasiado presionado como para retomar su nivel. Y es justo en esa posición donde más urge traer gente, ya que la baja de nivel del “Gato” junto con la salida de Morata terminaron por darle en la torre a la definición merengue.

Delanteros hay de sobra, como siempre, Florentino se permite deshojar la margarita y coquetear con gente como Lewandowski, o Harry Kane, que lucen bastante complicados, o incluso manejar opciones más realistas pero menos confiables como Mauro Icardi, pero igual, si se va mantener a Karim, pues no estaría mal tener al argentino siguiéndole los pasos desde el banco.

Por ahí se habla de una posible oferta por Eden Hazard, que la verdad, de ser cierta, más bien lo veo como un posible adiós a Bale que como para usarse como goleador, ojo en ello.

Manchester United

No veo un equipo más necesitado en este momento en Europa que el Manchester United, que tuvo un diciembre infernal en cuanto a resultados y funcionamiento.

Primero el pretexto era que tenía muchos lesionados, y justo cuando volvieron el equipo se le descuadró a Mourinho, y ahora ya ni defiende correctamente ni es tan vertical como había mostrado en los primeros meses de la temporada.

El mediocampo tiene un nivel muy pobre, Pogba volvió pero no ha recuperado su mejor forma, Mkhitaryan tiene la cabeza en otro lado y parece que es cuestión de tiempo para su salida, es más, ni Mata que siempre es confiable anda tan bien.

Después del football, le deporte favorito en Inglaterra son las especulaciones, y más cuando un grande adinerado como el United pasa por problemas, así que los tabloides británicos fantasean con que Mou llevará a Dybala, Asensio o Bale a su equipo este invierno, nada más imposible.

Por otro lado, yo vería mucho más factible traer gente del calibre de Kovačić que tampoco recibe tantos minutos en Real Madrid y tiene mucho potencial, o tal vez arriesgarse con Christian Pulisic, quien puede inyectar de dinamismo la mediacancha, algo que no se ha visto en las últimas semanas. El caso de Özil creo que ya esta lavado y planchado, y sólo es cuestión de tiempo para firmarlo.