Siempre impredecible y llena de verdaderos atletas, la Copa Africana de Naciones ha terminado con un nuevo monarca, la Selección de Camerún volvió a ocupar la cima del continente derrotando a Egipto y rompiendo varios pronósticos en el camino. Los leones indomables han vuelto a levantar la copa después de 15 años de sequía, con una generación joven y promisoria que se han ganado su boleto a Rusia para disputar este verano la Copa FIFA Confederaciones, que dicho sea de paso, quedó en el Grupo B, compartiendo sector con el Campeón del Mundo, Alemania, Campeón de América, Chile y la Selección de Asutralia como monarca asiático.  Para ir calentando dicho torneo veraniego, veamos los puntos fuertes del equió camerunés que los llevó a la cima de su región.