Durante la campaña pasada, el Borussia Dortmund impresionó a propios y extraños, desafortunadamente, no por su gran nivel y buenos resultados, sino porque en un punto del torneo estuvo a punto de descender, lo más sorprendente es que durante el último semestre tomó una racha que le sirvió para escalar peldaños y meterse, apresuradamente, a Europa League.

La plantilla no era mala y eso queda de manifiesto ahora que la situación es totalmente distinta, ya que los de Westfalia están avanzando con marcha perfecta y desplegando un gran fútbol, entonces, ¿a qué se deberán dichos contrastes tan extremos entre una temporada y otra si el roster es, en su mayoría, el mismo?