Los equipos mexicanos llevan años ganando la Concachampions de manera ininterrumpida pero hoy más que nunca parece que esa situación está en riesgo. Cómo se nota que quedaron atrás esos torneos de la Liga de Campeones donde los clubes mexicanos enfrentaban a los de la MLS estando en pretemporada.

Chivas disputará el título de la Liga de Campeones de Concacaf contra un muy complicado y experimentado rival: Toronto FC. Sin embargo, el trofeo de la Concacaf no es lo único que está en juego, está en juego el que Chivas gane un título internacional que no ha ganado antes, y lo más importante, que no se pierda el dominio de los equipos mexicanos en dicho torneo.

La presión sobre Guadalajara es grande, el rival complicado y el escenario para el partido de ida adverso. ¿Qué pasará en la gran final de la Concachampions?

Toronto luce más sólido

No es casualidad que Toronto haya llegado a la final; estoy seguro de que sí fue superior a los equipos mexicanos que eliminó. A muchos les incomoda que la MLS esté alcanzando a la Liga MX y por lo tanto se argumenta que Tigres se confió y que no tomó el juego en serio, o que América sólo tuvo un mal partido y que el árbitro los afectó, o que los malvados policías distrajeron a los jugadores. Seamos serios, Toronto tiene un buen plantel y jugó mejor.

En cuanto a plantilla, Toronto luce más sólido y más fuerte: Bradley, Giovinco y Altidore fueron los encargados de eliminar del torneo a Tigres y América; este tridente ha marcado 8 goles entre cuartos de final y semifinales. Chivas no tiene ese tipo de jugadores del medio campo hacia adelante.

El que el equipo de la MLS la esté pasándola mal en la liga local tal vez hace que se vea menos amenazante y le demos más oportunidades a Chivas, pero Guadalajara en la liga mexicana está fuera de la liguilla, así que…

En este torneo, Toronto ha demostrado que se cierra bien atrás, sabe defender. En el medio campo cuenta con un jugador como Bradley, que es la piedra angular del funcionamiento del equipo; el hombre que más piensa, quien le da juego a sus compañeros, quien le da equilibrio al equipo.

Toronto no busca tener la posesión de la pelota, pero tiene gol y las pocas veces que llega es letal. Sabe contragolpear mucho mejor que Chivas.

Toronto tiene al mejor jugador de los dos equipos: Giovinco. Sebastian Giovinco es desequilibrante, encarador, lastima líneas defensivas y además sabe definir de cara al arco.

Si Toronto consigue ponerse adelante en casa, obligará al rival a atacarlo, a desesperarse y a abrirse, lo cual aprovechará el equipo de la MLS para acabarlo en contragolpe.

Pocas cosas a favor de Chivas

Algo a favor de Chivas es que tras quedar prácticamente eliminado de la Liga MX, está totalmente enfocado a este torneo y al margen de las ausencias, los jugadores que tengan participación estarán descansados para estos partidos. Sin embargo, esto también puede ser motivo de presión porque ya tiró la liga y la única forma de justificar eso es ganando la Concachampions.

Así como Toronto eliminó a dos equipos mexicanos, Chivas también sabe dejar fuera equipos de la MLS, superando claramente a Seattle y de una forma más apretada a Red bulls.

Quiero pensar que el equipo se sentirá inspirado por el hecho de ser el único equipo mexicano capaz de evitar que después de varios años, otra liga sea la encargada de enviar representante a un “Mundialito de Clubes”.

Tres jugadores importantes de Chivas no tendrán participación en el juego de ida: Rodolfo Cota, Jair Pereira y “El Aris” Hernández. La baja más importante es la de Cota, ya que a lo largo del torneo ha sido de lo mejor del equipo. En lugar de los titulares seguramente jugarán Salcido, Mallorga y Jiménez en la portería.

Todo se resume a que Chivas debe sobrevivir al juego de ida, ya que ahí Toronto definió sus llaves contra Tigres y América. Una ligera ventaja es que la final de vuelta es en Guadalajara y un empate sería muy buen resultado.

Conclusión

Claramente Toronto es favorito, no veo a Chivas realizando lo que el equipo de Canadá sí pudo, eliminar en duelos de ida y vuelta a Tigres y a América. Llegan mucho más sólidos y convincentes.

Admito que el que Chivas venciera 3-0 a Seattle (un equipo también competitivo) me hace pensar que sí merecen el beneficio de la duda y que tienen sus probabilidades, pero no muchas.

Las probabilidades de Chivas se resumen en no ser derrotados en la ida e interrumpir la conexión entre Bradley y sus delanteros.

Creo que Toronto vencerá en el partido de ida y sacará una ventaja importante que, aunque Chivas sea mejor en el trámite del juego en la vuelta, no le alcanzará para darle la vuelta al marcador.

Pronóstico Gurú: Toronto Campeón por un marcador ajustado.