Más allá de haber conseguido el liderato de grupo de la Champions League, lo que realmente le interesa a Pep Guardiola es mantener la regularidad en el la Liga Inglesa y tal parece que en esta temporada, el bicampeón de la Premier League está sufriendo para conseguir dicha regularidad y con ello el tricampeonato, cosa difícil en Premier League.

Lo anterior, se ha acentuado con el revés que sufrió el pasado fin de semana al caer ante su archirrival, el Manchester United, donde era claramente favorito pero que se le complicó aún estando en casa y sólo anotó hasta el minuto 85 gracias a Otamendi, resultado que lo tiene a 14 puntos del Liverpool, y seis abajo del Leicester City, aunque por lo menos está a ocho puntos del mismo United, quien se encuentra en quinto lugar, por lo que los Citizens pueden aún mantener su puesto en la próxima Champions League.

Pero ¿por qué el Manchester City ha tropezado tanto en la presente temporada?

MALOS RESULTADOS

Desde el inicio, los Citizens han dejado ir puntos, empezando por el empate ante Tottenham y pasando por la derrota que les propinó Norwich City, sin olvidarnos de su derrota en casa por 0-2 ante Wolverhampton, donde iniciaron con bajas en una defensa que Guardiola tuvo que parchar y que no le dió resultado, además de que al volcarse al ataque obtuvo el segundo gol de los «Wolves» en su portería.

En Champions no tenían mayor complicación, si acaso dos empates ante Atalanta y Shakhtar Donetsk que los dejaba ansiosos de la perfección; aunque por otro lado en la Premier volvían a perder puntos y esta vez fue gracias al Newcastle que aprovechó la tibieza de la defensa del City para alejarlo a 11 puntos de la cima, un mes de noviembre de terror para los dirigidos por Guardiola.

No obstante, lo peor llegaría con la ya mencionada derrota ante los Red Devils, quienes aprovecharon un primer tiempo de terror del Manchester City y que culminaría con goles de Rashford y Martial, en claros errores de concentración por parte de la defensa.

Si en ataque, el United había sido casi perfecto en la primera mitad, en la segunda convirtió su defensa en todo un arte y cerró una muralla que los Sky Blues sólo pudieron derribar con el descuento de Otamendi, insuficiente para rescatar el empate.

LIVERPOOL Y LA PERFECCIÓN

De no ser porque el árbitro le jugó sucio ante Manchester United, en estos momentos estaríamos hablando de una racha de 16 victorias y cero empates en la Premier League, sin dejar de lado que aunque hubo polémica arbitral solventada por su buen juego, los Reds golearon al Manchester City en una pesadilla de la cual los Citizens aún no despierta del todo.

SANÉ LESIONADO

Uno de los jugadores más desequilibrantes de la Premier League, es el alemán Leroy Sané, quien en la pasada Community Shield, salió lesionado en el duelo ante Liverpool, si bien, la plantilla Citizen es muy basta, el germano era uno de revulsivos en el ataque, quien desconcertaba las defensas una y otra vez, han pasado cuatro meses desde la última vez que lo vimos sobre el terreno de juego, ya que se esperaba que fueran siete meses de baja por lesión para el delantero que llegó a interesar al gigante teutón, Bayern München.

AGÜERO FUERA

No cabe duda que el artillero es imprescindible debido a su gran cuota goleadora y al faltar al último Derby contra el United, seguramente puede ser una de las causas de la caída del City a pesar de que cuente con Sterling y Gabriel Jesús, pues el argentino es sinónimo de gol y su efectividad pudo ser de gran ayuda.

BAJA CANTIDAD DE PUNTOS

El estratega español jamás había cosechado una cantidad de puntos tan baja como en la actual campaña, sólo en la 2016-2017 sumó 33 puntos, uno más que en la actual y nl ganó la Premier League, incluso en München y Barcelona, sus peores campañas eran de mayor puntaje con más de 40 y 37, respectivamente. Quizá la fórmula de Guardiola se está agotando o necesita nuevos aires.

INSEGURIDAD EN LA DEFENSA

No sólo ha tenido bajas en la delantera sino también en la defensa, por ejemplo, Laporte, quien ha sido sustituido por un invento de Guardiola, Fernandinho, que junto con el portero Ederson no le dan la confianza a una afición que está urgida de buenos resultados, ya que el City ha encajado 19 goles a estas alturas del campeonato.

Sumado a ello, los Citizens han perdido cuatro partidos, el mismo número que la temporada anterior y la misma o mayor cantidad de puntos que en las temporadas del bicampeonato, donde había perdido 14 y 16 puntos respectivamente en 38 puntos, en la actual ya perdió 16 puntos en la misma cantidad de partidos, es decir, suma sólo dos tercios del total y estando Liverpool con números increíbles, difícil ganar la liga así.

BAJO RENDIMIENTO

Ni Agüero o Gabriel Jesús se encuentran al nivel de la temporada pasada y es entendible, pero eso ha repercutido de gran manera en el cuadro Citizen, quizá por ahí Sterling les ayuda con su gran temporada pero no puede hacerlo todo a pesar de su gran rendimiento, quizá sea hora de renovar la plantilla con miras a las siguientes temporadas.

CONCLUSIÓN

El «mal momento» de los dirigidos por Guardiola no sólo pasa por las desconcentraciones defensivas que han tenido y la falta de intensidad para mantener o darle vuelta a los resultados, ya que promedian dos puntos por partido, sino que Liverpool ronda casi la perfección, pues está siendo el mejor equipo de Europa y del mundo en números, inventos en la defensa de Guardiola han sido causante de pérdida de puntos.

Además, el bajo rendimiento de la delantera, la baja de Sané, y un Guardiola que necesita reinventarse, hace pensar que quizá sea la última campaña de Pep y que viendo que la liga está perdida, habrá que ir por la Champions League a como dé lugar, tal como ya lo hizo Liverpool la temporada pasada.